Arrancaron con 30 mil dólares y en dos años facturaron un millón

Nota: Forbes Argentina

En 2018 Lucas Mailland comenzó a trabajar en su proyecto: una solución para que empleados puedan fichar su jornada laboral. A diferencia de muchas otras PyMEs o startups, para Fichap la pandemia implicó un despegue trascendental.